viernes, 20 de octubre de 2017

Muti

Abro la prensa argentina al azar. Leo una noticia sobre el batería del Indio Solari, que la está pasando mal.

El periodista que firma se llama Martín Muti. Solo hay una persona en el mundo que entiende lo que esto significa. Y no lo leerá.

Caminante

Ayer, durante mi paseo de la tarde, te encontré a la vera del camino. Una rosa tardía. Como la que conmovió a Antoine.

Pablo y yo cenamos juntos. Charla estupenda, profunda. Las cosas vividas durante el último año nos han unido más. Soy muy afortunado.


miércoles, 18 de octubre de 2017

Miguel

Verte me ha alegrado la noche. Miguel, carajo!


Pulmón

Acabo de hablar con un amigo del que no sabía nada desde hace un año o algo más. Como viaja permanentemente a sitios remotos no me preocupé demasiado. Además odia Facebook, el correo electrónico y todos estas maravillas de la era moderna que nos tienen entre esclavizados e idiotizados.

Se pasó el año en un hospital en Berlín. Cáncer de pulmón. Apenas fumaba.

Hace un suspiro yo tenía el pelo rubio, cortado a tazón y corría detrás de los globos rojos.

Mientras me afeito intento descubrir qué fue de aquel niño tan guapo. Si alguien lo ve, que silbe.

martes, 17 de octubre de 2017

Pitoniso

Detrás de la mentira de intentar cubrir un dolor con otro late un corazón. Camina solo por la ciudad mientras los demás duermen.

O Tejo siempre estará ahí.

Hoy llovió. Empieza a hacer frío.

Existen edades para todo. Creo que estoy en la edad de aceptar que la soledad es mi estado natural. No resisto una decepción más. Not anymore.

Octubre en el hemisferio boreal.


El odio como bandera

Tristes, tristes guerras si no es amor la empresa.

Asistir al cúmulo de despropósitos que está generando el enfrentamiento entre las fuerzas independentistas de Cataluña y el resto de España resulta desgarrador.

No. Así no. Por ese camino no se llega a ningún sitio. Se va al desastre, a generar odios que pueden tardar décadas en desaparecer.

Es la lógica fascista, sin matices.

Hablan de Kosovo, como si la situación que se dio en Kosovo tuviera algo que ver con el estado español de las autonomías. Cero.

Aún hay margen para reconducir las cosas. Una vela encendida cerca de la almohada.

Después entramos en el territorio ignoto situado al otro lado del espejo. La nada negra del odio.

Y el odio tizna cuando estalla.

lunes, 16 de octubre de 2017

El 155

¿Alguien se ha parado a pensar adónde nos lleva el 155?



domingo, 15 de octubre de 2017

Torero

Primeras declaraciones del torero al salir del hospital:

"A los que me habéis deseado la muerte, gracias, eso solo me hace más fuerte".

Torero nietzscheano.

Sesgos

A vueltas con el sesgo del observador, la prensa no trabaja con buenas noticias. Solo le interesa lo excepcional. Y lo excepcional no suele ser algo bueno.

Antes al contrario.

Deseo

Estarás a solas con los dioses y las noches arderán en llamas.

Hans Rosling en TED

He aquí una charla de Hans Rosling en TED que ya se ha convertido en un clásico, con más de 12 millones de visitas. Los neo-optimistas... Es obvio que en determinados rubros hemos avanzado de forma sustancial en los últimos 100 años.

¿Cambiando nuestra perspectiva sobre la situación real del mundo influimos de alguna manera en su futuro desarrollo? Es decir, ¿el sesgo de partida modifica las perspectivas? Una suerte de principio de indeterminación de Heisenberg aplicado a las ciencias sociales...

Las pretendidas contradicciones internas del capitalismo que analizara Marx no han destruido el sistema. Al contrario, parecen haberlo fortalecido. En términos evolutivos, el sistema capitalista es un milagro de la adaptación. Se reinventa permanentemente. Y triunfa.

Es muy interesante cómo funciona la psicología de la inversión. Con la aceleración de los tiempos bastan unos meses para olvidar por completo lo que sucedió en los mercados. Casos como el bitcoin son de manual. Algo que pasa de valer unos céntimos a más de 4.000 dólares en tiempo récord... cientos de criptomonedas que están sugiendo como la espuma. Hmmmm.... a qué huele todo esto.

Las conferencias TED suelen ser un lujo. Esta no es una excepción. Qué posibilidades más fascinantes abre la tecnología para fomentar la formación. En 1999 fundé Artenet, una red de intercambio de conocimiento audiovisual que tuvo sedes en varias ciudades españolas y de América Latina. En aquella época recuerdo que teníamos serios problemas con los algoritmos de compresión de vídeo, que funcionaban a pedales. Hoy podemos utilizar el parque de teléfonos móviles, cuyo uso está extendido incluso en las partes más desfavorecidas del mundo, para contribuir a un mundo nuevo. Las sedes físicas cada día tienen menos sentido. Hágase la luz. Esa frase no es mía, ¿no...?





sábado, 14 de octubre de 2017

Sol de invierno

Todavía quedan rastros de humedad. Las almohadas comenzaron a arder y por poco se quema la habitación. La facilidad con que reímos al unísono no anuncia finales. Brazos que llueven besos, labios de extraño animal, un solo cuerpo.

Nos miramos al fondo de los ojos, donde solía flotar el alma. Contemplaste mi corazón arisco y yo alcancé a beber tus silencios.

Desde ese lugar, que no volveremos a recorrer juntos, sin soles en la espalda, vi cómo te acomodabas el pelo.

Me tengo que ir. Se hace tarde.

Ella sabe que no hay camino de regreso. Antes de mí no tengo celos, amor. No volveré a verte.

Dibujé una escultura de humo con el cigarro mientras oí cómo cerrabas la puerta. Un cuchillo.

Matándome lentamente.

viernes, 13 de octubre de 2017

Exordio

Cuando muera solo las putas y los perros de la calle me echarán de menos. No puede decirse que haya tenido una vida ejemplar. Perdí la línea de costa hace tanto que ya ni me acuerdo de sus contornos.

Los comienzos fueron bastante prometedores.

Siempre lo son.

jueves, 12 de octubre de 2017

Peines

La experiencia es un peine que te regalan cuando te quedas calvo.

miércoles, 11 de octubre de 2017

¡Idiotez o muerte!

Al maravilloso e irreverente semanario francés Charlie Hebdo se lo puede tachar de cualquier cosa menos de filofascista.

El editorial que dedica a la payasada de Puigdemont no tiene desperdicio. ¿Por qué no crear un estado independiente por cada variedad de queso o de vino que hay en Europa? Más estados que antes de la reunificación de Alemania.

Ya es hora de que la izquierda empiece a defender valores universales y solidarios. En las actitudes de algunos elementos hay más de Liga Norte italiana, mirando por encima del hombro a otras regiones del país más desfavorecidas, que de valores de hermandad.

Y Puigdemont, ese estadista... ¿no tiene la vergüenza torera mínima como para marcharse a su casa después de poner el país patas arriba y terminar reculando en el último instante? Vamos, un Espartaco.

Idiotez o muerte

En la edición original (en francés) >>> LA CONNERIE OU LA MORT?! (0,5 eurillos del vellón, que son franceses...)





Bukowski

If you're going to try, go all the way. Otherwise, don't even start. This could mean losing girlfriends, wives, relatives and maybe even your mind. It could mean not eating for three or four days. It could mean freezing on a park bench. It could mean jail. It could mean derision. It could mean mockery--isolation. Isolation is the gift. All the others are a test of your endurance, of how much you really want to do it. And, you'll do it, despite rejection and the worst odds. And it will be better than anything else you can imagine. If you're going to try, go all the way. There is no other feeling like that. You will be alone with the gods, and the nights will flame with fire. You will ride life straight to perfect laughter. It's the only good fight there is.

Octubre

Anoche subí a un metro triste y la última estación no fue el mar. Tenía que ser la línea 5, no podía ser otra. Verano de 1978. Solo, recorriendo todas las estaciones con la absurda esperanza de volver a casa. Esa línea es la más solitaria y gélida del mundo.

Amanece en el campo. Voy a intentar paladear lo que queda del día.

Paciencia y barajar.

martes, 10 de octubre de 2017

Exclusiva

Fuentes bien informadas anuncian que Zapatero prevé la posibilidad de crisis en Cataluña.

Rambam


Thelonious Monk

Si hay un artista que representa el compromiso con el riesgo y la libertad a la hora de improvisar y crear nuevos caminos en el jazz es Thelonious Monk. Round Midnight, un tema al que le tengo un cariño especial.

Para poder llegar a mitad de mes, los músicos de jazz se sometían a jornadas extenuantes, tocando 2, 3 y 4 veces por noche. El consumo de drogas y alcohol estaba generalizado. Sobrevivir a la belleza no es tarea fácil.

Mañana de octubre. Ha amanecido, una vez más, con los cielos despejados. A ver si esta tarde impera la cordura.

Mis maravillosos padres (me pregunto, ¿qué he hecho yo para merecer semejantes padres? ¿Qué se tomó la cigüeña que me depositó en Buenos Aires mientras los Beatles ponían el mundo patas arriba?). Sí, los dos, dan esta tarde una conferencia sobre Maimónides (Rambam). Están todos invitados!

Espacio Ronda, Ronda de Segovia 50, Madrid, martes 10 de octubre a las 20:00 hs.

viernes, 6 de octubre de 2017

Ellos y nosotros

Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, conflicto atroz que se prolongó en la Segunda, los obreros de toda Europa lanzaron la consigna "que se maten entre ellos". El poder se las ingenia para que los que mueran sean los de siempre. A las trincheras no van los vástagos de la Duquesa de Alba.

ELLOS son los mismos que ahora huyen raudamente de Cataluña. Los bancos, las grandes empresas. El dinero solo se ama a sí mismo. Da igual dónde tenga su sede. Al gran capital solo le importan sus propios intereses y, a la primera de cambio, huyen como las ratas que son. Los problemas de la gente les importan poco y nada.

Bancos de Madrid o bancos de Barcelona. Da igual. Falsean cuentas como el Banco Popular, del OPUS, los adalides de la VIRTUD CRISTIANA! Venden preferentes a ancianos desahuciados. Establecen "cláusulas suelo" para chupar la sangre hasta no dejar nada.

No es un problema de fronteras, hermanos catalanes. Es un problema entre los que manejan la pasta y el poder y nosotros, la gran masa de trabajadores.

A ver si las apresuradas huidas de las estrellas del Ibex catalanas os abren los ojos de una vez.

Y hay algo que habéis aportado en todo este lío que suena a música de Mozart, al concierto para piano y orquesta número 21. "República Catalana". Qué bien suena eso de REPÚBLICA, coño.

Miguel

A ver si leemos a Miguelito Hernández, que aquí nadie es más que nadie.

Vientos del pueblo

Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.

Los bueyes doblan la frente,
impotentemente mansa,
delante de los castigos:
los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan
con su clamorosa zarpa.

No soy un de pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España.

¿Quién habló de echar un yugo
sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán
jamás ni yugos ni trabas,
ni quién al rayo detuvo
prisionero en una jaula?

Asturianos de braveza,
vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría
y castellanos de alma,
labrados como la tierra
y airosos como las alas;
andaluces de relámpagos,
nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques
torrenciales de las lágrimas;
extremeños de centeno,
gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza,
aragoneses de casta,
murcianos de dinamita
frutalmente propagada,
leoneses, navarros, dueños
del hambre, el sudor y el hacha,
reyes de la minería,
señores de la labranza,
hombres que entre las raíces,
como raíces gallardas,
vais de la vida a la muerte,
vais de la nada a la nada:
yugos os quieren poner
gentes de la hierba mala,
yugos que habéis de dejar
rotos sobre sus espaldas.

Crepúsculo de los bueyes
está despuntando el alba.

Los bueyes mueren vestidos
de humildad y olor de cuadra;
las águilas, los leones
y los toros de arrogancia,
y detrás de ellos, el cielo
ni se enturbia ni se acaba.
La agonía de los bueyes
tiene pequeña la cara,
la del animal varón
toda la creación agranda.

Si me muero, que me muera
con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto,
la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes
y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte,
que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles
y en medio de las batallas.

Burbujas

Hasta Freixenet se va de Cataluña. Esto es el fin. Recomiendo vivamente su instalación en Mugardos, único municipio con tradición comunista de Galicia. Pulpo a granel con cava. Hay que cambiar la denominación utilizando el galego que es más eufónico. Ya hay trabajo para los académicos.

Mi propuesta: Caldinho de vide.

¿Dejamos de hacer el memo ahora mismo o dentro de unas semanas cuando el mundo se haya reído suficientemente de nosotros?

Hermanos

De todas las posibles peleas, entre hermanos, a muerte. Mark Twain decía "nadie conoce a nadie hasta que te toca compartir una herencia". No entiendo por qué se estudia a Nietzsche, que estaba como una regadera, y no a Twain. Puede que la clave esté ahí. En filosofía solo se estudia a los locos. Si el que escribe está cuerdo se considera que dice obviedades que cualquiera puede comprender.

España todavía vive los ecos de un conflicto civil que aterrorizó al mundo y funcionó como campo de pruebas de un conflicto mucho mayor. Aquí se bombardeó población civil por primera vez. ¿Quiénes? ¡Los alemanes de la Legión Cóndor! Quién si no... Gente sensible.

¿Qué es todo esto? ¿Nos hemos vuelto todos locos? Un gobierno catalán de iluminados excluyentes y un gobierno central que actúa como si Franco siguiera viendo películas en El Pardo.

Como siempre que dos se pelean, los Jean Jaurès son los primeros en caer. Se silencian las voces moderadas y mínimamente razonables. No existe un discurso integrador.

Tremendo lo que escribió Isabel Coixet, una de las creadoras más importantes de este país. En un conflicto absurdo los neutrales no tienen razón de ser. Hay que exterminarlos. Conmigo o contra mí. Retrocedemos a la edad de bronce.

Un partido como Convergencia (y su heredero natural) cuyo máximo dirigente resultó ser el jefe de La Familia...

El PP, con una esfinge como comandante supremo. No se sabe si sube, si baja, si está vivo o no nació.

El PSOE, intentando aprovechar el río revuelto a ver si saca algo. ¡En lugar de anteponer los intereses comunes de la nación! Pensar que los voté alguna vez...

Y nuestro rey. Qué decir de nuestro rey. Todas las comparaciones son odiosas, pero... un mensaje para echar más gasolina, justo ahora.

España es un país como no hay otro. Único. Un país en el que vale la pena vivir. Con la mejor gente del mundo. Aquí nadie es de derechas o de izquierdas. Somos un compuesto muy inestable entre Alonso Quijano y Sancho. No sabemos cuándo estamos cuerdos o cuándo nos colgamos de un pino. Según sople el viento.

Y a los diez minutos de decir barbaridares estamos tomando cañas juntos. Y nadie suele irse sin pagar. Salvo que sea... es una bromita. Calma. Los castellanos somos bestias pardas y vosotros no metéis la mano en el bolsillo ni en invierno. Clichés. Todo el mundo sabe que eso no es así. O no. Qué sabe nadie. Raphael, nuestra contribución más profunda a la historia del pensamiento universal. Una sesuda reformulación de la duda socrática en clave carpetovetónica.

¿Cómo es posible que cíclicamente regresen estas tempestades de odio entre hermanos?

Y llegados a este punto de estupidez máxima, ¿cómo desactivamos la bomba que han creado estos incompetentes totales a los que pagamos un sueldo por crear problemas donde no los hay? ¿Qué cortamos? ¿El cable rojo o el azul?

Cataluña ha llegado a ser lo que es con el esfuerzo de miles y miles de emigrantes de otras partes más miserables de España. No pueden olvidarlo. Ahora sus hijos se han vuelto "catalanes de toda la vida". La lógica del converso.

Como ocurre en Suiza o en Alemania, aquí hay sitio para las peculiaridades de cualquier región con sentimientos nacionales en el marco de un estado federal.

Hagamos las cosas bien. Sentémonos a hablar y dejemos la dialéctica de las hostias a un lado.

Juntos somos grandes. Por separado, valemos mucho menos.

Pertenecemos a la nación que ha alumbrado a Rafa Nadal. Alguien que remonta partidos perdiendo 5 juegos a 0 estando 2 sets abajo. A ver si somos dignos compatriotas del manacorí de una vez por todas.

Todos y Todas. Stop a la estupidez.




sábado, 30 de septiembre de 2017

Teología

David Kaminsky regresaba a casa e intentaba poner sus pensamientos en orden. Religiones de vida, religiones de muerte.

Otra vez la misma historia. Enésimo desengaño.

Festival de tango: no acercarse. Material radioactivo.

Últimamente andaba preocupado por su alma y buscaba explicaciones trascendentales.

Veamos... Kant nunca salió de Könisberg y conocía la realidad del mundo a través de reuniones absurdas que convocaba en su propia casa. Acudían un carnicero, un carpintero, un soldado... y así.

Nunca tuvo novia. Como el tango, pero al revés.

Hume se dedicó en cuerpo y alma a investigar los entresijos de la facultad de aprehender. Tuvo una vida mucho más disipada, con viajes a París, América, fiestas, etc.

Tuvo amigas. Nunca pareja estable.

Schopenhauer fue un crápula. Escribió "El amor, las mujeres y la muerte". Queda todo dicho.

Abrazado a ella, como a un rencor. Como dos extraños. "Entiendo que todo esto tenga que suceder", pensó. "Seguramente responde a un plan cuyo significado último se me escapa. Pero ¿por qué me tiene que suceder a mí? ¿Por qué no le sucede a OTRO?

jueves, 28 de septiembre de 2017

Voyager

Soy un chico del espacio. Cuando era un enano mi mamá colgó en mi habitación un póster de Neil Armstrong caminando sobre la superficie lunar y hasta hoy... Dónde habrán quedado mis insignias azules de la NASA obtenidas por gentileza de Milkibar y su inefable chocolate blanco.

Ayuda mi querencia por las soledades y el amor al silencio. El espacio va bien servido de estas sustancias.

Se anuncia un pacto entre los estadounidenses y los rusos para comenzar a construir una base permanente en nuestro satélite, primer paso para la conquista de Marte.

De todas las naves espaciales que en el mundo han sido declaro mi amor incondicional por dos maravillas que se lanzaron al espacio en 1977. Sí, hace 40 años.

Son las naves Voyager I y II. Cuando despegaron aún vivía en la Argentina, mis abuelos alegraban mis días y mi perro Plomo perseguía a las vecinas. Entonces no sabía que no los volvería a ver.

Las Voyager son un milagro del programa espacial. Provistas de ordenadores antediluvianos, hoy continúan su viaje hacia los límites del Sistema Solar. Nunca antes un ingenio construido por el ser humano llegó tan lejos. Y siguen transmitiendo información desde las regiones fronterizas...

Obviamente, si existía la tecnología para construir ingenios en 1977 que siguieran funcionando en 2017 es que el problema de la energía en el mundo es un problema de voluntad. De voluntad de la cerdocracia, pero los cerdócratas solo son felices cuando un pobre muere de frío o de hambre. Si mueren muchos, mayor felicidad. Eso les recuerda que son especiales. Un híbrido de cerdo y cucaracha. Como los tipos que huyeron de los recientes huracanes que azotaron Florida y compartieron fotos en Instagram con sus caras de cerdos sonrientes, sus desinteresadas y amantísimas esposas, sus estomagantes vástagos y sus perros con lacitos antes de subir a sus jets privados. Que haya esta clase de gente es un argumento de peso contra la existencia de Dios, ya que de existir, debería fulminarlos con un rayo láser de la muerte. Eso para empezar. Y de paso debería eliminar a todos los burgueses que tranquilizan sus pútridas conciencias escuchando un cómodo concierto -nada disonante no sea que se inquieten- o extasiándose con un ballet y... y....

Pero pará la mano loco! ¿No estabas hablando del espacio y de la epopeya solitaria de las valientes naves, cual argonautas en busca del nunca bien ponderado vellocino? Dejá a los burgueses tranquilos. ¿Quién llevará a sus hijos a colegios de pago? ¿Quién acudirá a las recepciones de la Casa Real? Necesitamos burgueses. Es más. Necesitamos burgueses de izquierdas. Burgueses con corazoncito. Burgueses que voten a Podemos. Burgueses con pasado revolucionario y puño en alto. Que se emocionen con Lorca, Cernuda y Buñuel. Burgueses ilustrados.

"Es más fácil que un mamut pase por el ojo de una aguja que un burgués entre el Reino de los Cie..."

Nada. Contigo es imposible.

Las Voyager I y II se alejan definitivamente de la Tierra. De Donald y de Kim, de Carles y Mariano. Si regresaran y contemplaran este espectáculo se autodestruirían como las cintas de Misión Imposible.

Lejos del Sol, camino del espacio profundo. Sus días están hechos de noches.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Perros

Vigílame a los perros sin dueño y a los dueños sin sueño.
No mires a los ojos de la gente.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Que tinguem sort

1979. Primeras aventuras. Valencia. Viajes con Raúl a casa de Maribel. Y esta canción que vuelve hoy, en 2017.

Primeras palabras en catalán, una lengua que alberga tesoros escondidos. Esa tarde enfrente del Liceo. La pareja que estaba de espaldas a mí. Tu forma de calcular las posibilidades de él. Por debajo de cero, dijiste.

Que tinguis sort i que trobis el que t'ha mancat en mi.

Estoy en ese instante en que se empieza a tener más pasado que futuro. Superado el punto de no retorno.

La casa se me hace grande. Llévame al mar, mkk. Drop me in the water...!




martes, 19 de septiembre de 2017

La esencia del capitalismo

Cuentan las crónicas que durante los años de la Gran Depresión una multitud de desheredados se agolpaba junto al solar en el que se estaba erigiendo el Empire State.

Las colas tenían un solo propósito. Cientos de inmigrantes, entre los que bien podría haber estado mi abuelo, esperaban que alguno de los obreros que trabajaba en las alturas cayera al vacío.

Para ocupar su lugar.

Help is on the way!

La primera dama de los Estados Unidos de América se dirige a la zona devastada por el reciente huracán en traje de faena. Si hay que rescatar heridos, ¿por qué no hacerlo con estilo?

El problema no está en el cambio climático, sino en los equipos que saltan al campo con siete jugadores desde el minuto uno.


domingo, 17 de septiembre de 2017

Tinta roja


Las actuaciones escaseaban. Había un aire de desbandada inminente. A modo de reflexión filosófica, un miembro del cuarteto apuntó que la prostitución era mucho más lucrativa que la música. Pero ninguno estábamos en edad de merecer. Merecer dos hostias si acaso.

—Oye, ¿qué tal el local ese donde están tocando los ñatos del otro día… ahí por Plaza de España?

—¿El restaurante decís…? Bueno, si te querés suicidar y no te atrevés a dar el paso es un buen plan para una noche de martes, por ejemplo. Después te matás y ya está… a otra cosa.

—Ahhh… ta bien. Voy a llamar.


Laxeiro

Una amiga acaba de enviarme desde Santiago de Compostela el diseño de la papeleta para una hipotética consulta sobre la independencia de Galicia.

No he podido evitar acordarme de Laxeiro, pintor mágico de esas tierras de meigas, bosques como catedrales y maravillas de toda condición, y referente de mi adolescencia. Antes de marcharse a enseñar a los extraterrestres el secreto para poder follar ininterrumpidamente a lo largo de todo el recorrido del expreso Vigo-Madrid (me refiero a cuando el trayecto tardaba 14 horas y 25 minutos en completarse), me dejó una pequeña obra original suya que me gusta contemplar los días de otoño.

El secreto de Laxeiro, que me ha permitido convertirme en uno de los mejores y más solicitados amantes de todas las Españas, lo conozco solo yo y estoy dispuesto a escuchar ofertas. Me cansé de jugar con ventaja. Voy a poner en marcha un crowdfunding.

Laxeiro tenía su taller situado justo encima del Café Gijón y era un tipo tan solidario y buena gente que todos los artistas, aspirantes o simplemente crápulas con pretensiones pasaban por allí a pedir que el gallego les echara una mano. Salvo casos extremos de chantas que se veían a leguas, nadie salía de vacío.

Tarifa única: 1.000 pelas. Doy fe de que aquello, siempre que no fueras un borracho irredento o tuvieras vicios inconfesables out of your range, te permitía tirar unos días. Para empezar, un filete con ensalada y media de vino en El comunista salía en torno a 150 pesetas. Vamos, para un artista mil calas eran una fiesta.

El arte siempre ha sido una manera ideal de quemar fortunas, pero para ello hay que saber heredar. Y no cualquiera.

Cuando murió me pilló tocando precisamente en A Coruña. Esa noche bebimos a su salud. Inolvidable el viejo.

Laxeiro. Picnic. Óleo sobre tela. 1967

Bueno, he aquí la papeleta que me envía Maruxa.

¿Queres que Galiza sexa un estado independente?

1. Pode ser
2. Depende
3. Por qué o preguntas?
4. Malo será
5. E logo...?



La voz de Olivia

Esta madrugada —me gusta levantarme al alba para escribir— escuché la voz de Olivia por primera vez. Recordé todas las calles, los viajes, las risas, los abrazos. Todas las horas que compartimos. De qué sutil materia se compone la emoción, hermano.

Te busco en Buenos Aires. Sí. A estas horas las callecitas del bajo están desdibujadas y el sol entra perezosamente por el río. La voz de Olivia nos devuelve al verano del 82. Estamos juntos.




sábado, 16 de septiembre de 2017

Palabras

A veces circula la idea de que las palabras constituyen una especie de pálido reflejo de una realidad superior, como si nos aportaran con cuentagotas algo de la idea a la que hacen referencia. Una suerte de platonismo lingüístico.

No creo que sea así. Las palabras no son el vehículo del pensamiento.

Son el propio pensamiento. De alguna manera, no somos otra cosa que lenguaje.

Dieciséis

Desde siempre, el dieciséis es mi número de la suerte. Los ojos de león no saben olvidar.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Algo sobre el alma

Un poema de la maravillosa Wislawa Szymborska. Per te.


Alma se tiene a veces.
Nadie la posee sin pausa
y para siempre.

Día tras día,
año tras año
pueden transcurrir sin ella.

A veces sólo en el arrobo
y los miedos de la infancia
anida por más tiempo.
A veces nada más en el asombro
de haber envejecido.

Rara vez nos asiste
en las tareas pesadas,
como mover los muebles,
cargar las maletas
o recorrer caminos con zapatos apretados.

Cuando hay que cortar carne
o llenar solicitudes,
generalmente está de asueto.

De mil conversaciones
toma parte sólo en una,
y no necesariamente,
pues prefiere el silencio.

Cuando el cuerpo nos empieza a doler y doler,
escapa sigilosamente de su hora de consulta.

Es algo quisquillosa:
con disgusto nos ve en la muchedumbre,
le repugna nuestra lucha por supuestas ventajas
y el rumor de los negocios.

La alegría y la tristeza
no son para ella sentimientos distintos.
Sólo cuando se unen
está presente en nosotros.

Podemos contar con ella
cuando no estamos seguros de nada
y tenemos curiosidad por todo.

De los objetos materiales
le gustan los relojes con péndulo
y los espejos que trabajan afanosos
aunque no mire nadie.

No dice de dónde viene
ni cuando se irá de nuevo,
pero evidentemente espera esa pregunta.

Según parece,
así como ella a nosotros,
nosotros a ella
también le servimos de algo.

Osvaldo Natucci y las "esculturas transitorias"

Mi compañero Mauricio Vuoto, capo total del piano tanguero, me envía esta interesante entrevista a Osvaldo Natucci, experto musicalizador, milonguero y gran conocedor del tango.

Hubo un momento en que el tango se bailaba en todo Buenos Aires, de forma masiva. Y era la fiesta del encuentro para todas las clases sociales. La fiesta del encuentro entre los sexos.

Hasta la llegada del rock'n'roll...

Rescato una frase cumbre: "Todo fenómeno rico necesita contradicciones y quilombos".

Está claro que yo mismo soy un fenómeno riquísimo. Ñam... ñam...



miércoles, 13 de septiembre de 2017

El sol en la espalda


Cuando desaparecen el ruido y la furia queda el espacio para sentir. De un mar en calma. Y la Tierra vuelve a girar, con sus vivos y sus muertos. Manos. Besos eternos.

Árboles. Oxígeno. Frondas. ¡El sol en la espalda...!

Madejas del te quiero me quieres que no se acaben nunca.

Madrid

Me dices que solo bebes Fernet. Nos van echando de todos los sitios. Anda que encontrar un lugar abierto y que sirvan Fernet en pleno Madrid. ¿Por qué no pedir mate cocido ya que estamos?

Presenciamos un duelo de cubanos bailando como posesos en La Fontana de Oro. Momento mágico. Salimos junto al negrón que venció y nos dice que aquí tenemos un amigo para siempre. Es imposible que un blanco pueda igualar lo que vimos, ni en broma.

Hay cosas que solo se viven de noche. Como la madrugada en Siwa en que toqué y canté para ti.

La noche es apacible e invita a las confidencias. Esta ciudad de aluvión, tan mía.

Recorremos las calles de Madrid y pienso en los jóvenes que dieron su vida por la República. Desfilaban por la Gran Vía camino del frente. Muchos quedaron para siempre allí.

Argüelles era frontera. Se combatía en la Ciudad Universitaria, en la Casa de Campo, en el Puente de los Franceses...

Caían las bombas en la Puerta del Sol o en el entonces flamante edificio de Telefónica.

Madrid tiene una forma de festejar la vida que solo puede darse en quien ha contemplado la muerte cara a cara. Muchas veces. Quien no conozca las noches de Madrid se pierde algo único.

Regresamos a casa después de conversar toda la noche, tu mano en la mía. 

Sí, así es. Sobrevivimos al amor.

Como a otras cosas.

martes, 12 de septiembre de 2017

Otoño

Ya se siente en el ambiente. Hoy amaneció nublado. Tengo un amigo que practica la bigamia. Consentida y feliz por triplicado. Si funciona, no preguntes.

No sé qué tiene que ver la bigamia con el otoño pero me ha venido esa imagen.

Aunque sabido es que lo que te jode la vida no es llevar una doble vida, sino una triple, una cuádruple... una séxtuple. Ahí es cuando empiezan los problemas.

¡Salud y que Viva la República!

lunes, 11 de septiembre de 2017

Silogismos neperianos

Si alguien que está totalmente del tomate te acusa de estar loco es que estás fenomenal.

viernes, 8 de septiembre de 2017

La orquídea

Me despedí de vos en mayo. Quedamos en vernos en un bar de Corrientes y Acuña de Figueroa. Cada vez que vuelvo a Buenos Aires el alma se me disocia, porque una parte de mí no se marchó nunca.

También me olvido de lo largas que son las cuadras, así que llegué quince minutos tarde. Qué raro caminar solo por esas calles sin Laura. Además, vos me dijiste que el bar se llamaba "La florcita". Qué salame.... se llama "La orquídea" y lo conoce todo el mundo. Un bar que jugó un papel importante en los años gloriosos del tango. Los espíritus de los dioses se sientan a la mesa y los mozos los conocieron a todos. Yo quería machacarlos a preguntas, pero no. Iba a verte a vos.

Mayo gélido, desde Corrientes al 5500 era una tirada. Toda esa parte hasta la calle Pugliese es medio fulera. Caminé a toda hostia, después de todo iba a encontrarme con mi primo hermano, una presencia que había jugado en el puesto de hermano mayor y a quien no veía desde diciembre de 1977.

Entré por fin en el bar y ya me puso en guardia tu frialdad. Qué extraña la memoria de un niño. Yo te recordaba totalmente distinto.

No te reconocí. El tiempo no te había tratado nada bien y tu comportamiento durante el encuentro puso de manifiesto que algo debías tomar, porque estabas totalmente paranoico. Insististe en cambiarte tres veces de mesa. "No quiero que el tipo este esté detrás mío". Cuántos manicomios hacen falta en Buenos Aires.

Traías una carpeta azul y sacaste unas fotos mías de cuando era un pibe chiquito. Se suponía que ibas a darme en el centro del corazón. Pues no. Tus movimientos eran torpes, sin un ápice de cariño.

Te estuve escuchando durante 2 o 3 horas. Nada que destacar. Me llamó la atención que pudieras ganarte la vida como periodista con un ideario y una manera de argumentar tan pobre. Aunque pensándolo bien, hoy cualquiera hace cualquier cosa. Otro signo inequívoco del final de los tiempos.

Te hablé de tu conflicto con Cata y Ernesto. Te dije que me parecías un boludo de marca mayor por no hablarles en los últimos ocho años. La familia está formada por cuatro gatos. La mayor parte murió gaseada. Hay que ser un enfermo para hacer esas cosas con más de cincuenta pirulos.

No te gustó ni mierda lo que te dije mirándote a los ojos. No sabés... lo que más me jode de vos es lo que pueda haber en mí de tu manera de ser. Intransigente, dueño de la verdad absoluta ("es MÍ verdad" decís vos, frío como un témpano). Tuve un shock anafiláctico al verte. No se puede ser así.

Vi en tus ojos las ganas de pegarme un puñetazo mientras te hablaba. Habría dado cualquier cosa porque te decidieras y lo hicieras. Tenía un deseo loco de ajustarte todas las cuentas pendientes. Cagarte a palos y después llevarte a una milonga, emborracharnos y volver a la Agronomía.

Pero no lo hiciste. Yo ya no era el pibe inerme de los setenta. Y tus siete años de diferencia ahora no significaban nada. No te moviste. Solo seguiste vertiendo basura sobre la mesa, elevaste el tono de la voz pero yo te miré tipo "seguí por ahí y te vas a comer dos hostias". Te calmaste entonces.

Pedimos comida. Ni la tocaste. Yo no sabía qué decir.

Salimos. Nevaba en Buenos Aires. Sí. Cada vez que sé de vos nieva en Buenos Aites. Hijo de una gran puta, cómo pude quererte tanto.

Yo iba a agarrar el bondi para volver a lo de Raúl. Me dijiste no sé qué de que ibas a juntar guita para ir a visitar a Alejandro, el hermanastro de tu viejo. Y a mí qué me ne frega. En cuarenta años no fuiste capaz de venir una sola vez a visitarnos a Madrid.

Seguiste hablando solo y en un momento dijiste: "Bueno, chau..." y te alejaste sin un abrazo (que iba a ser el último). Nada. Pedazo de animal.

Lo último que vi fue tu cabeza y tu alma. Totalmente peladas. Yermas.
















De buena mañana

Ajos picaditos para las meigas, cebolla, calabacín, tomate, una punta de cúrcuma, jengibre y pimienta para empezar un día lleno de tareas. Para almorzar, salmón con limón y matizado con eneldo.... mmmmmm... no puedo esperar. Tengo un vino que me trajo Mauricio de Italia. Lo voy a abrir hoy mismo. Y por la noche, farra con los amigos, que cayó Juan desde Miami y hay joda en lo de Alejandro y Aitana. Indio loco, cada vez que viene la lía.

Tristes, abstenerse.


martes, 5 de septiembre de 2017

Mareas

No existe la muerte. Existe el recuerdo de lo que se vivió con intensidad.

Así que pasen cinco, siete años, una sacada, un gancho tuyo concentrando todas las miradas se convertirán en verso, un cuento mío. Un tango que canté camino de playas inalcanzables, una soleá que toqué en noviembre para vos florecerán en líneas, imágenes, construcciones sólidas de tu mano.

Y quieran todos los dioses, algo de este amor, tan loco, tan extremo, tan sin medida, ponga algún día piedras de futura mirada. Que tengas hijos lejos de mí y que tal vez, solo tal vez, se me parezca alguno.

Cuando por fin el tiempo amarillee mi fotografía en blanco y negro con ojos azules, porque me iré mucho antes en busca de suaves médanos, quedarán las lluvias, las risas, las tazas humeantes. El arte antiguo de amar.

Todas las lunas de todos los cielos.

Cuentos de la taberna del ciervo blanco

Bien. Como decíamos ayer... Cuentos de la taberna del ciervo blanco es una breve compilación de cuentos de Arthur C. Clarke. Es un libro delicioso al que regreso de cuando en cuando. Tanto regreso que está prácticamente deshecho.

Clarke era uno de mis héroes de juventud, junto a Bradbury y Asimov. Viviendo aún en Buenos Aires, ya se sabe, los argentinos estamos en el sur del sur y por efecto de la gravedad la sangre se nos agolpa en la cabeza, recuerdo haber soñado con el destino que Clarke eligió para instalarse y escribir: el paraíso de Sri Lanka, antiguo territorio de Ceylán, sus playas con aguas cristalinas.

Siendo un pibe de barrio, recuerdo haberme oído decir "algún día escribiré mirando al mar. En una playa como la que habita Clarke".

En el nombre está todo. Las semillas de lo que puede ser. Cuentos de la taberna del ciervo blanco (el título original no incluye la palabra "taberna") es un título redondo. De tabaco -cierro los ojos y alcanzo a sentir el aroma de Borkum Riff, el tabaco para pipa que me enviaba a comprar mi padre-, interminables pintas de cerveza e historias fascinantes. Marineros de hierro que han sobrevivido a mil tormentas. Que siempre se ponen de pie.

Los seres humanos somos contadores de historias por definición. Nos hemos convertido en animales pensantes escuchando relatos junto al fuego.

Es preciso poner en forma la capacidad de asombro: el mundo está lleno de maravillas.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Veganos del corazón

Veganos del alma. No hablan, no dicen. Se encierran en sí mismos. Nunca sacrificarán nada: ¡ellos primero! Sus necesidades por encima de todo. Caiga quien caiga.

Jamás renunciarán a nada. Lo mío, lo mío y lo mío. Yo hago así las cosas. Desde que el mundo es mundo. Si te gusta, bien y si no... ¡puerta!

Veganos del espíritu: por ahí no. ¿Darle de beber al dolor? No. Nuestra religión no lo permite.

Suelen entregar el corazón a un animal menor, a un ser que puedan dominar. Eso no compromete. Lo otro sí. El animal es un esclavo, jamás podrá decirte lo que realmente piensa de ti. Gracias a Dios que no habla, porque si te dijera cómo te ve te ibas a recontracagar. Destinado a vivir en libertad, es domesticado para que dependa de su dueño hasta en lo más básico.

En el mundo real no duraría ni un segundo.

Como esas viejas rodeadas de perritos mutantes a los que torturan. Sus hijos hace décadas que no quieren saber nada de ellas. A los ridículos cuadrúpedos todavía pueden aplastarlos con sus códigos y sus memeces. Atados con una correa, que no se escapen. Que no salgan de casa.

A imagen y semejanza de sus animales domésticos, ellos tampoco sobreviven en el mundo exterior. Hay que trabajar, comprometerse, dejarse los cojones, levantarse al alba, no dormir si es preciso. ¿Currar? ¿Eso qué es? ¿Arriesgarse a perder? ¿Para qué?

Viven la vida contemplativa. No se sabe qué coño contemplan. Pero ahí están.

Veganos del corazón. Gente light. Tabaco suave. Bebidas sin alcohol. Pagados de sí mismos. Se creen dioses dignos de admiración. ¡De admiración, nada menos! Como si fueran Mozart, Gardel o Nadal.

Que no te roce nada, que nada te hiera. Como si eso fuera posible.

Gente egoísta y hedonista. Que nunca hará nada por nadie. Ni queriendo. Porque no tienen la menor idea de lo que significa hacer algo por otros. En caso de que se relajen y hagan algo por ti, es peor: te pasarán la factura a los diez minutos. Sale más a cuenta hacerlo uno mismo.

Gente que se la pasa viajando, huyendo de sí misma. Sin caer en la cuenta de que son ellos mismos quienes los reciben en los sórdidos aeropuertos.

Que salen de espaldas en las fotos. Que no soportan verse tal como son. Así. De frente. Como la vida, como la muerte. Que viven escondidos, sigilosos, con pasos de felino.

Ceros a la izquierda. Rodeados de otros muchos ceros. Gente aún menos comprometida que ellos, que solo les dicen lo que quieren oír. Nada que llegue a la raíz, nada que tenga un átomo de veracidad. Que duela.

Mutilados del sentimiento. Condenados a la soledad más absoluta. Locos de atar. Con la peor clase de locura. Aquella que no pone nada en marcha. Locura de dejarse morir viendo series de televisión. Hartazgo de vivir antes de empezar a vivir.

Sus gélidos y permanentes silencios provocan la ilusión de algo profundo. Y una mierda. Detrás del mutismo no hay nada. Cuando por fin abren la boca se echa de menos su silencio.

Esfinges sin misterio.

Pasión de milonga


Estudios médicos

Me acaban de enviar estas estadísticas desde La Habana. Después de una temporada entre muertitos vivientes sientan bien. Aprovecho la ocasión para mandar un abrazo fraterno a Leyva, Taby, Jerónimo y todos los capos de la Escuela de Cine de San Antonio. ¡Qué ganas de abrazarlos, hermanazos!

NOTA MÉDICA

En Japón, donde se consumen muy pocas grasas, el índice de ataques al corazón es menor que en Inglaterra y Estados Unidos.

Por otro lado, en Francia, donde se consumen bastantes grasas, también el índice de ataques al corazón es menor al de Inglaterra y Estados Unidos.

En la India, donde apenas se bebe vino tinto, el índice de ataques al corazón es menor que en Inglaterra y Estados Unidos.

En España, donde se bebe muchísimo vino tinto y se come demasiado chorizo, el índice de ataques al corazón es menor que en Inglaterra y Estados Unidos.

En Argelia, donde de apenas se hace el amor, el índice de ataques al corazón es menor que en Inglaterra y Estados Unidos.

En Brasil, donde se hace mucho el amor, el índice de ataques al corazón es menor que en Inglaterra y Estados Unidos.

CONCLUSIÓN:

¡¡¡Beba, coma, joda y "tire", que parece que lo que mata, es hablar inglés!!!

El mensaje de Ash



Todo cuanto debes saber sobre el futuro está en las palabras de Ash. El resto de las consideraciones quedan anuladas.

domingo, 3 de septiembre de 2017

Zamba por vos

De todos los barrios de la ciudad, de todas las milongas del mundo, de todas las noches de verano a punto de morir y todas las horas del día tenías que ocupar el mismo espacio.

Hay que sentir el cuchillo, el filo, la hoja de ala dulce y homicida. La herida que aún late. Respirar hondo, reorientar las velas y partir.

Sí. También esto es tango.

sábado, 2 de septiembre de 2017

Bacalao a la portuguesa

De todas las mujeres con las que he compartido vida, ninguna como Laura Espejo. Tiene un talento natural que resulta muy difícil de describir con fórmulas conocidas. Laura es única.

Su talento para la cocina, qué decir... cualquier cosa que hiciera era de 9,75 para arriba. Recuerdo comidas con amigos en que entraba como en trance media hora antes de la llegada de los comensales -todos muy exigentes- y esas viandas quedaban tres estrellas. O más. Siempre.

La textura de ese brócoli, el punto de esa cebolla caramelizada, esas ensaladas de escarola con naranja y salsa de ajo. Para qué continuar.

Por simple ósmosis, en los siete años largos que compartimos mis habilidades culinarias experimentaron un considerable avance.

Este bacalao a la portuguesa que he preparado para Pablo y para mí en esta maravillosa tarde de final de verano, va por ti Laurinha. Recuerda aquellas doradas que preparé para tus abuelos (con tu permiso, los siento míos, qué gente adorable, los llevo a los dos en el corazón donde quiera que vaya). La abuela llegó a nuestro piso en García de Paredes y ya desde el pasillo advirtió "Ojo con esa cebolla". Ja, ja... tenía razón.

Pero Laura... ah... qué platos, qué mano tenía.... meu Deus do céu!

É para ti! Hay gente que ha escrito libros, tiene montañas de dinero o seis coches aparcados en el garaje pero no sabe hervir agua. ¿Para qué sirve?


viernes, 1 de septiembre de 2017

Los amantes de la luna llena

Según refieren algunas sagas nórdicas hay amantes que solo florecen en luna llena. Se trata de antiguas almas de guerreros que encuentran cuerpos en los que encarnar. Prefieren los ojos de agua. Guerreros que murieron en combate, amazonas de aliento gatuno y sibilino, valientes hasta la saciedad pero que quedaron vagando a las puertas del Valhalla, en tierra de nadie.

Florecen mientras la regordeta bola de queso alcanza su cénit. Cuando la luna comienza a perder su luz argéntea, las almas tornan a su vieja querencia. Espadas, puñales, alabardas, ballestas, dardos de un veneno poderosísimo. Y se convierten en jaguares hambrientos, sedientos de sangre.

Durante el intervalo de plenilunio, los amantes de la luna llena alcanzan a fundir sus almas. Con una intensidad equivalente al dolor que supone romper la mágica aleación cuando Selene inicia el camino hacia la oscuridad. Al intolerable suplicio que implica escuchar a Arjona atado al Palo Mayor. Porque Arjona es error del sistema, mucho antes de que existiera El Sistema. Pantallazo azul. En sus textos y en sus gestos siempre, siempre faltan jugadores. Es de destacar que Arjona salta al campo con cuatro, dos y, a veces, con un solo jugador. Es un entusiasta.

En la breve ventana de luz mortecina los amantes dejan de oír el ruido del mundo y perciben música, huelen néctares, el rumor de los años, regresan duermevelas olvidadas, instantes que ambos llevarán impresos en lo más profundo por toda la Eternidad.

Repiten entonces el viejo rito. Dos mitades de una misma alma que por fin se han encontrado. Desde mucho antes de que Platón soñara El Banquete. Sí. Así es. También yo te buscaba en medio de esta niebla. Yo, con esta persona que soy, tan imposible. Tan apegado a mis genes siberianos, de mis mayores que cazaban tigres a puñetazos o solo con la mirada. Vos, que a duras penas te aguantás a vos misma. Mezquina con los afectos hasta decir basta. No me presentes a nadie que realmente te importe. Me la pela.

Y traman mil planes, a cuál más delirante. Iremos hasta el fin del mundo. Nos amaremos en las playas más bellas. Bailaremos en lo alto del Himalaya. Rescataremos a la tripulación de Shackelton. Penetraremos en el Maelstrom y sobreviviremos para contarlo.

¡Cruzaremos el Estrecho de Drake en ceñida! ¡¡Cantaremos a voz en grito cabalgando los Cuarenta Rugientes!!

Los recuerdos de vidas paralelas en universos alejados por océanos de tiempo se agolpan. Globos rojos, amantes locos, barricas del mejor ron, desayunos de quince horas, insomnio d’amore, éxtasis como olas del mar, que no remiten nunca porque siempre hay otra presta a escalar las frías arenas. A ver dónde encontrás a otro que te haga vibrar en esa frecuencia prohibida, que te cuente al oído relatos salvajes en los pasillos de las milongas y vos te conviertas en agua bajo mis manos. Sí. Ya sé. Tuviste mucha suerte con tus amantes anteriores. Siempre la palabra equivocada en el momento menos indicado. Hay que tener talento para cagarla siempre. No cualquiera. ¿Tus otros amantes...? ¿Antes de mí? Andá a cantarle a Gardel. Ya vi la foto del pisapuré. Todavía me estoy riendo.

Herbies. Cómo es posible, si somos de dos generaciones tan distintas... se dicen.

El mundo detiene su órbita. No hay relojes con vida. El capitán Ahab lanza su arpón y golpea en colchón adiposo. La ballena blanca, con la testosterona al revés, deja de vociferar y se hunde para no regresar. Jamás. ¿De dónde sacaste a ese tipo? Patético "homosexual alfa".

Y el capitán se encomendó a todos los Demonios del Averno:

"Ballena blanca, oh Ballena blanca, con el cerebro repleto de grasa,
vete a hablarle en ese tono a tu recontraputísima madre.
Piérdete. Multiplícate por cero. Payaso sin un ápice de gracia.
Ruega a Dios que no te encuentre en la calle, Enculada Ballena Ecuatorial".

¿En qué estábamos...? Ah, sí. El cuento este estilo Juego de Imbéciles para Grandes Intelectos de Ayer y Hoy. Solo faltan dragones. Bueno, acabo de poner una ballena. En fin.

¿Y no hay Enano? Sí. En la tercera temporada. Tiene un pollón enorme y empala a la Ballena. Es un momento cumbre del relato. ¿Pero no era que la Ballena murió de un arponazo? Claro, pero tenía una hermana siamesa, Agustina, con la que engendró otra ballena con la quinta parte de cociente intelectual que la anterior, es decir, cero. Ah. Ahora todo encaja a la perfección. La Ballena Macrocéfala Subnormal, que aposentará sus reales en Ballenato del Rey. Tiene una legión de seguidores en Facebook. ¡Qué edificio fascinante! ¡Qué reloj de precisión! Deus ex Machina.

Cuarenta y dos, sesenta y cinco horas batiendo las mandíbulas en cháchara ininteligible. Haciendo el amor como si el tango aún estuviera por inventarse. Como si la milonga fuera un templo de la amistad y la lealtad.

Pero sabido es que los dioses no soportan que nadie les haga sombra. Mucho menos si se trata de simples mortales.

Cuando la luna se escapa, las almas de los guerreros perdidos regresan al majestuoso salón antesala del Valhalla. Y ya no vuelven a encontrarse, salvo durante doce días al año. Y vaya usted a saber de qué año.

Los colores de sus ojos ya no pertenecen a este mundo, porque la luz que brilla con el doble de intensidad siempre dura la mitad de tiempo. Ese turbio pasado irreal que de algún modo es cierto.

Queda el eco, las huellas abiertas en el mar para futuros amantes. El entrechocar de los aceros.

Y el viento. El viento en las velas.

[x M.K.K.]

Tarde


Solamente ella

Un tangazo. Único. Con letra de Homero Manzi y música de Lucio Demare. Canta el Polaco Goyeneche, el último grande del tango. A los que esta música del Plata nos les guste o no les interese en lo más mínimo, tranquilidad.

El tango no tiene prisa. El tango los espera.




jueves, 31 de agosto de 2017

Un anno d'amore


Ni modo


martes, 29 de agosto de 2017

Ni siquiera la lluvia

En algún
lugar al que nunca he viajado,
felizmente más allá de toda experiencia,
tus ojos tienen su silencio:
En tu gesto más frágil hay cosas que me rodean
o que no puedo tocar porque están demasiado cerca.

Con solo mirarme, me liberas.
Aunque yo me haya cerrado como un puño,
siempre abres, pétalo tras pétalo mi ser,
como la primavera abre con un toque diestro
y misterioso su primera rosa. O si deseas cerrarme, yo y
mi vida nos cerraremos muy bella, súbitamente,
como cuando el corazón de esta flor imagina
la nieve cayendo cuidadosa por doquier.

Nada que hayamos de percibir en este mundo iguala
la fuerza de tu intensa fragilidad, cuya textura
me somete con el color de sus campos,
retornando a la muerte y la eternidad con cada respiro.

Ignoro tu destreza para cerrar y abrir
pero, cierto es que algo me dice
que la voz de tus ojos es más profunda que todas las rosas...

Nadie, ni siquiera la lluvia tiene manos tan pequeñas.

E.E. Cummings